Planea, Produce, Comunica

Planea, produce, comunica

Hoy en día sabemos que la iglesia no puede limitarse al usar herramientas y recursos tecnológicos para poder compartir el mensaje de Jesús a través de cualquier temporada y por todos los medios que le sea posible.

Como creativos, podemos usar todos los recursos de que disponemos, ya sea musicalmente, a través de redes sociales o por medio de transmisiones, directos y producción de audiovisuales.

Pero para todos estos medios de comunicación hay tres cosas en común: todos necesitan planeación, producción y un medio de comunicación. Por eso queremos darte algunos consejos que creemos pueden ayudarte en cualquier proyecto o área creativa en la cual quieras realizar una producción.

Planea

Para, ya sea una reunión general transmitida o presencial, un video en colaboración con tu equipo de alabanza, una capacitación, un blog, podcast o cualquier otro contenido que se venga a nuestra cabeza, necesitamos planear. En esta primera etapa es donde puedes listar todas las aportaciones e ideas de lo que se quiere lograr.

Puedes considerar estos tres puntos importantes:

  • Ten una idea clara del producto final.
    Antes de empezar a grabar, e incluso antes de empezar a crear un nombre para tu proyecto, debes de tener una idea clara de lo que quieres presentar. Muchas veces el nombre puede ser el punto de partida, y muchas ocasiones, tener claro el objetivo le dará un nombre al proyecto.
    Por ejemplo:
Si se trata de la transmisión de una reunión general, considera cuál quieres que sea la experiencia de los que están del otro lado; sigue un guion, ten un moderador, da una bienvenida, no justifiques tus carencias técnicas, da lo mejor con lo que tengas y transmite la mejor experiencia, trabaja en las transiciones y trabaja en la mejor fluidez. Si se trata de la producción de un video, necesitas tener una idea o referencia de las características del formato visual, 4:5, 9:16, panorámico, cuadrado, horizontal o vertical, coloración y demás detalles.
  • Define un estilo o línea visual o temática y síguelos.
    Mantener una linea visual o temática en cada proyecto te dará mayor congruencia y estilo en tu proyecto, lo mismo pasa con la calidad de la producción, procura mantenerla desde el comienzo de un proyecto hasta el final del mismo. Por ejemplo:
    Si el propósito es hacer un miniconcierto, deberás hacer una introducción y también una presentación de tus músicos y considerar todas las capturas de audio y video que necesitarás, y transmitir a tu equipo qué es lo que necesitas específicamente. O bien, si es un tiempo de alabanza, tienes que dar una entrada y bienvenida apropiadas, que se sienta a iglesia y no al ensayo de tu equipo de alabanza.
  • El destino principal en el que publicarás o donde tendrá difusión tu video o contenido.
    Debes definir si va a ser parte de otra producción o transmisión en directo o un contenido en alguna otra plataforma como YouTube, Facebook o Instagram. Para todo esto, siempre debes considerar las limitantes y los alcances de cada herramienta y tener los recursos a la mano para cualquiera que decidas usar.
    Por ejemplo, si harás una transmisión en directo, debes conocer las herramientas y contar con un equipo de gente para la transmisión, un equipo de músicos o de alabanza preparado, quién comunicará el mensaje y quiénes harán las bienvenidas y el cierre, entre otras transiciones; también necesitarás un moderador de transiciones y cuidar aspectos técnicos, como una buena y apropiada captura de audio, video y una buena iluminación. Y sobre todo, estar preparado días antes de tu transmisión y haber corrido por lo menos un ensayo bien.

Produce

Todo contenido tiene un desarrollo. Ya tienes las ideas y las herramientas, y ya tienes la lista de lo que hay que hacer. Ahora es momento de llevarlo a cabo.

Si es una transmisión, crea las cortinillas que creas necesarias y prepara tus listas de reproducción de música para las transiciones, contacta a toda la gente involucrada con suficiente anticipación y hazles saber sus responsabilidades y el cronograma en el que están involucrados.

Si harás un video en colaboración, por ejemplo, ponte en contacto con tus invitados o tu equipo, sé especifico en lo que necesitas de parte de ellos y plantea una fecha previa de entrega, para que te dé tiempo para editar y hacer las correcciones necesarios. Si este es el caso aquí tenemos un 👉🏻 check List para ti.

En esta etapa te causará muchos conflictos cambiar el plan o la idea para el producto final. No te recomendamos experimentar con el resultado final, pero sí ser flexible para ser mejor o lograr los objetivos que necesitas, por ejemplo:

Si tu intención es crear un transmisión en directo, en esta etapa podrías cambiar el tema o canción a interpretar, pero quizá no sea el momento apropiado para decir «haremos un video en colaboración», porque un directo necesita producción en equipo y un video de colaboración requiere que cada miembro del equipo pueda producir su parte y sus elementos, a menos que cuentes con un encargado de grabar sus audios y videos.

No olvides qué «los detalles importan» y se reflejarán en el producto final.

Comunica

Por último, prepárate para comunicar. Busca un momento apropiado, no solo por suposición, e incluso utiliza herramientas para conocer el mejor momento en que la comunidad de tu iglesia interactúa durante la semana; quizá no debas cambiar una reunión general de día y hora, porque tu iglesia está acostumbrada a ese tiempo, pero si compartirás una transmisión especial o algún video colaboración, blog, entrevista, especial o capacitación, analiza el momento y día apropiado.

Hasta este punto ya tienes que haber hecho las pruebas necesarias. Es momento solo de cuidar los detalles, y si será algo completamente en vivo, buscar tener un ensayo completo tal cual lo tenías planeado.

Muy importante: disfruta lo que haces junto con tu equipo creativo. ¿Por qué es importante? Porque servir y dar a nuestras iglesias locales no debe ser una imposición, debe ser algo que se disfruta. Aprende a trabajar con tu equipo y a reconocer y valorar siempre su esfuerzo.

Entradas recomendadas