Skip to content

¿No hay gente en tu equipo?

¿No hay gente en tu equipo?



No hay gente en tu equipo

 

Sin duda alguna el ser el líder o encargado de un equipo es un gran privilegio, es una emocionante aventura, pero a la vez es una gran responsabilidad.

 

Es una gran responsabilidad no solo por las tareas o metas que están delante de nosotros, sino porque también tenemos la responsabilidad de guiar y de empoderar a nuestros equipos, no los planes ni las metas, sino las personas que componen nuestros equipos.

 

Si pudiéramos tener una conversación honesta con diferentes líderes, muchos estaríamos de acuerdo que hemos experimentado alguna vez en nuestra vida ciertos retos de falta de compromiso o de falta de motivación en los integrantes de nuestro equipo los cuales provocan que quizá gente vaya a desistiendo y abandonando el equipo.

 

Y es por esto que hemos dedicado esta entrada para considerar cuatro ideas que basado en la experiencia de diferentes líderes hemos podido encontrar que resultan ser aquello a lo que necesitamos prestarle nuestra atención para lograr que nuestros equipos sigan estando motivados y sigan teniendo el compromiso.

 

Así que aquí te compartimos las siguientes cuatro ideas:

 

1. Sentido de pertenencia

Una de las áreas que resultan ser sumamente importante para cada uno de los equipos, es tener un fuerte sentido de pertenencia.

 

Por supuesto que al ser miembros todos de una iglesia ya tienen un sentido de pertenencia, sin embargo algo que es muy útil es cuando una persona no solo tiene un sentido de pertenencia con su iglesia, sino también con su equipo.

 

Es por esto que vale la pena considerar maneras creativas en las que podamos hacerle saber a nuestro equipo que son parte de lo que se está haciendo como equipo.

 

Por poner un ejemplo práctico de cómo esto puede llevarse a cabo es, tener reuniones en donde como equipo puedan tener un tiempo de disfrutar juntos y de platicar y conocerse mejor.

 

Otra idea puede ser mandar a hacer playeras que tengan el título del equipo y que cuando se junten para llevar a cabo sus tareas, ellos pueden identificarse entre sí.

 

También una idea muy típica es la idea de los gafetes, en el que más allá de usarlos para identificar a las personas, también sirve para hacer saber al equipo que llevan algo distintivo que los hace parte.

 

Hoy más que nunca el sentido general de la sociedad es la necesidad de pertenecer a A una causa, algo que realmente está teniendo un impacto, y esto es algo que podemos usar a nuestro favor para hacerle saber a nuestro equipo que no son los somos parte de un buen ministerio, sino que somos parte de una misión que fue escrita es de lo eterno y que seguirá avanzando con fuerza.

 

2. Son valorados

Otra de las cosas que sin duda son grandemente importantes es hacerle saber a nuestro equipo y a cada una de las personas que los componen, que sean personas valiosas, y que todo lo que aportan es valorado por nosotros como líderes.

 

Es por eso que nunca debemos dar por hecho el esfuerzo y el compromiso de cada uno de ellos y la manera de hacerle saber a nuestro equipo que no damos por hecho su esfuerzo es siempre siendo intencionales en extender nuestra gratitud y nuestro reconocimiento a cada uno de ellos.

 

Maneras prácticas en las que podemos hacerlo es, siempre que veamos que algún miembro del equipo hace algo extraordinario, asegurarnos de reconocerlo y de celebrarlo junto a los otros miembros del equipo.

 

¿Y que si no se llevó a cabo algo extraordinario? Entonces como quiera seguimos teniendo una actitud de gratitud por lo que se está haciendo.

 

Como líderes tenemos que ser muy generosos con nuestras palabras, con nuestra gratitud y con nuestra celebración.

 

De esta manera nuestro equipo siempre estará motivado sabiendo que es lo que se hace está haciendo notado.

 

3. Marcos de referencia

Este tema de los marcos de referencia es más práctico, pero no menos importante. A veces nuestro equipo sabe las cosas que se tienen que hacer pero no tienen claridad de qué cosas sí se pueden hacer o qué cosas no se pueden hacer, o qué cosa si se pueden usar para hacerlo o qué cosas no se deben usar para hacerlo.

 

En otras palabras, a veces se tiene claridad de la meta, pero no se tiene la claridad de la ruta.

 

Es por eso que como líderes debemos de ser claros en no solo comunicar la meta, sino también hacerle saber a nuestro equipo hasta dónde pueden abarcar, hasta dónde pueden llegar, y donde ya no debe de cruzar un límite.

 

Por decirlo en otras palabras, es cómo dibujar un Marco y decirle a nuestro equipo siéntete libre de moverte dentro de este Marco.

 

Esto logrará que nuestro equipo pueda seguir creciendo en su creatividad, y en sus ideas sin ser limitados por falta de claridad.

 

4.Hay logros

Por último, algo que nutre el ánimo de cualquier equipo es saber que todo lo que se está haciendo está dando resultado. Es por esto que como líderes debemos de constantemente evaluar los logros que estamos teniendo como equipos y no solo darlo por hecho si no hacérselo saber a nuestro equipo.

 

Una idea creativa de hacerlo puede ser por ejemplo hacer una reunión especial, cenar juntos, y al final agradecer valorar y comunicar todos los logros que se están llevando a cabo como equipo.

 

Esto hará que nuestros miembros puedan saber que no solo son valorados, sino que su esfuerzo no es en vano.

 

De esta manera juntos como líderes lograremos equipos más fuertes, más motivados y más comprometidos.