Skip to content

Equipos creativos y temporada de vacaciones

Equipos creativos y temporada de vacaciones

 

Sin duda alguna una de las temporadas que representan un verdadero reto para los equipos creativos son las temporadas de vacaciones.

Y esto es porque naturalmente muchas de las personas que tenemos en nuestros equipos toman un tiempo para salir de vacaciones.

Pareciera ser un tiempo en muchos casos en el que estamos cortos de integrantes en todos los equipos.

Definitivamente no es algo malo en el sentido de que es muy bueno que los voluntarios tengan un tiempo para despejarse y para vacacionar, pero lo que queremos proponer en esta entrada es ¿cómo sobrevivir tanto cambio durante las vacaciones?

Así que a continuación queremos compartir contigo tres tips para manejar de una manera más amigable la temporada de vacaciones.

1.Planea, planea, planea…

Creo que uno de los temas que han sido más repetitivos en este tipo de entradas ha sido el tema de la planeación.

Y aunque pareciera repetitivo, muchas veces pasamos por alto la necesidad de la misma en la temporada de vacaciones.

Antes de poder planear cualquier cosa, siempre debemos a ver con todo lo que contamos, y es por eso que una muy buena y necesaria idea es, que anticipadamente podamos preguntarle a todos los miembros de nuestro equipo si es que van a salir de vacaciones.

Muchas veces tenemos un rol preestablecido que ya está funcionando de una manera sistemática, y cuando llega la temporada de vacaciones, nos agarró desprevenidos.

Y es por eso la importancia de estar anticipados a estas temporadas de vacaciones.

Debemos de tener sobre la mesa de una manera muy puntual y muy clara quienes van a estar y quienes no van a estar y cuando sí van a estar y cuando no van a estar.

De esta manera vamos a poder tener un panorama más amplio acerca de qué áreas están cubiertas y qué harías no lo están, esto definitivamente nos va ayudar a poder planear anticipadamente algo que funcione de una manera más sólida.

2.Adáptate

Una vez teniendo el panorama adecuado acerca de las personas con las que contamos, debemos adaptarnos a las circunstancias.

Por ejemplo, si un fin de semana en lugar de contar con seis músicos de la alabanza, solo cuentas con tres, sería un error tratar de lograr lo que se puede con seis miembros usando solo tres. Si lo intentamos, lo único que vamos a lograr es que se sienta forzado, o que ese servicio alabanza no se logró.

Usando este mismo ejemplo, una buena manera de adaptarnos sería por ejemplo, planear un set acústico de alabanza, y preparar algo diferente. Esto hará que cuando llegue el tiempo de la alabanza, no se sienta que faltó algo, sino más bien, que se sienta que ese servicio es diferente y que tiene algo especial.

3.Piensa en los que sí están

Otra de las situaciones comunes cuando muchos salen de vacaciones, es que nuestra mente quizá puede estar enfocada en todas aquellas personas que no están.

Puede ser que nuestros equipos tengan pocos miembros, o aún que nuestras reuniones tengan poca asistencia.

Un error sería estar enfocados solamente en esperar que las vacaciones terminen para otra vez tener un alto volumen de personas. Si solo estamos pensando en el momento en el que todos regresen lo único que vamos a lograr es menospreciar a los que ya están.

Es por esto que es de suma importancia poder honrar a cada miembro del equipo con el que contamos en ese momento, y a cada persona en nuestra reunión que si está con nosotros.

Debemos dar lo mejor de nosotros para servir a las personas con las que estamos en ese momento sean pocos o sean muchos.

Conclusión

Así que, estén todos, o estén pocos, seamos equipos que saben planear adaptarse y servir plenamente a todas las personas que están con nosotros, sea vacaciones pues no lo sean.