Diseño en la Iglesia Louie Abrego

«Cada gran diseño comienza con una historia aun más grande». —Lorinda Mamo.

En estos tiempos, el diseño gráfico y las redes sociales juegan una parte muy importante en el crecimiento de las iglesias. Vivimos en una sociedad en la que la manera en que presentas un producto es igual de importante que el producto en sí. Y aunque todos tenemos claro que la iglesia no es un producto, como diseñadores sí tenemos la responsabilidad de contar una historia, y la manera en que la presentamos sí importa.

El diseño gráfico es en gran manera lo que da una identidad visual a la iglesia. Como diría el pastor Robert Barriger: «Todo comunica». Cada diseño, cada póster, cada publicación, cada flyer, todo lo que es visible dentro y fuera de la iglesia, comunidad su visión y personalidad

A continuación te daremos tres puntos prácticos para mejorar tus diseños para la iglesia local.

1. Principios básicos

Hay algunas reglas básicas que te pueden ayudar a mejorar en tus diseños. 

La primera es: Trata de usar como máximo tres colores en tus diseños. Agregar muchos colores puede ser cansado para los ojos y puede llegar a verse visualmente «sucio».

Segundo, mantenlo limpio. Trata de no usar muchos elementos o cambios de tamaño en las letras, intenta usar solo dos tamaños: un tamaño grande para el título del evento, serie, anuncio, etc., y letras más pequeñas para la información (fecha, horarios, invitados, etc.). Es recomendable que las letras siempre sean de color blanco o negro, sin sombras ni texturas. Recuerda que «menos es más».

Que tus fondos no distraigan mucho del mensaje que están en las letras. Un buen ejercicio que puedes hacer es alejarte de tu diseño por unos minutos y luego volver a verlo y preguntarte qué fue lo primero que viste. Si fueron las letras, vas por buen camino. Si fue el fond, o un color brillante, quizá convenga simplificarlo un poco.

2. Define tu público

Para lograr alcanzar con eficacia a las personas, necesitas definir un público. Te recomiendo que platiques con tu pastor y le preguntes: «¿A qué tipo de persona estamos tratando de alcanzar?» Pueden ser familias jóvenes, solteros, familias en general, universitarios, etc., cada iglesia tiene un enfoque.

Por supuesto que todos queremos alcanzar a todo tipo de personas en la iglesia, pero el enfocar la imagen visual y un rango de edad y perfil te ayudará grandemente a ser más efectivo en tu manera de comunicar.

Ya que hayas definido la demografía de tu iglesia y de la gente que les gustaría alcanzar, cuando diseñes siempre hazte esta pregunta: ¿este diseño se ve atractivo para la gente que estamos intentando alcanzar? Si no, modifícalo hasta que la respuesta sea sí.

Que el público que quieres alcanzar siempre sea tu filtro visual para tus diseños

3. Crea un brand book

Como decíamos al principio, el diseño gráfico en las iglesias es un gran elemento que da personalidad a la iglesia, por eso es recomendable hacer un brand book (manual de marca).

¿Qué es un brand book? Es un documento o lista de elementos visuales que usarás en los diseños de la iglesia. Es lo que realmente hará que tu iglesia tenga una identidad visual.

Tienes que definir:

a) Un logotipo (de preferencia que el logo sea de un solo color, blanco o negro).

b) Una tipografía principal (para tus diseños y decoración dentro de la iglesia).

c) Una tipografía secundaria (que complemente a la primera. Para obtener ideas puedes buscar en internet: combinaciones de tipografías).

d) Un color principal (no tienes que usarlo para todo, pero ayuda a definir una identidad visual; también es bueno usar ese color para diseño de interiores en el edificio).

e) Uno o dos colores secundarios (que combinen con tu color principal, ya sea para tus diseños o también para diseño de interiores).

Conclusión

Esperamos que estos tips te puedan ayudar a mejorar la imagen visual de tu iglesia. Si eres un diseñador, o aspiras en convertirte en uno, recuerda siempre aprender de todo lo que ves; cuando veas un diseño, ya sea en la calle, en la tele, en un ad, en otra iglesia, pregúntate: ¿qué es lo que hace a este diseño bueno? Y después usa ese conocimiento como inspiración para seguir mejorando.

Como diseñadores, recuerda que nuestra tarea es contar un mensaje y tenemos el mejor mensaje, el cual es Jesús.

Entradas recomendadas