Cinco pasos antes de iniciar tu blog

Un blog es una herramienta con potencial infinito si se sabe utilizar adecuadamente. Puede llegar a ser una manera de alcanzar muchas almas, llevar un mensaje de esperanza, posicionar una página web y crear una comunidad que busca un aprendizaje continuo. Es importante entender la razón de ser de un blog para crear un recurso de calidad al que los lectores quieran acudir. Es indispensable tener claridad de lo que se requiere antes de empezar con un blog. Me gustaría mencionar cinco pasos para que puedas iniciar cuanto antes.

1. Define tu inspiración

¿Por qué quieres crear un blog? ¿Qué es lo que quieres lograr con esta herramienta? ¿Qué impulsa tus ganas de querer comenzar? Estas son algunas preguntas críticas que te permitirán tener una visión general de la estrategia de contenido. Tener una idea clara acerca de la temática del blog y sus objetivos agregará sentido al blog y sobre todo, continuidad. Un blog requiere de mucha constancia y disciplina; sin esta claridad es fácil que pierdas de vista lo que quieres lograr y desviarte de la temática principal, restando así relevancia a los temas y al sentido educativo que deseas proporcionar al lector. Sin embargo, monitorear el contenido y experimentar cuál temática funciona y cuál no es la mejor práctica para ir afinando su dirección. Tener un blog por sí mismo no es suficiente (sobre todo hoy en día con la cantidad de contenido que existe en el mundo digital).

2. Busca inspiración

Voltear a ver a quienes hacen algo similar y lo hacen bien puede abrir la oportunidad de nuevas ideas para implementar en tu blog. ¡Pero ten cuidado! Es importante buscar inspiración siempre y cuando te mantengas original y auténtico. No te limites con replicar lo que alguien más esta haciendo, permite que Dios haga su obra.

Utiliza benchmarks (puntos de referencia) con los mejores blogs de la industria, incluso de otras industrias. Identifica qué es lo que hacen mejor y cómo captan la atención de sus usuarios y adapta lo que veas que pueda funcionar de su estrategia para tu propia audiencia. Tener un referente de este tipo te permitirá complementar el rumbo de tu estrategia. No se trata de inventar el hilo negro, si no de adaptar las mejores prácticas que han probado ser eficientes.

3. Encuentra la plataforma indicada

La manera más sencilla de gestionar un blog es mediante un administrador de contenidos (o Content Management System, en inglés). No es necesario ser un programador para arrancar con un blog con funcionalidades básicas. Al escoger la plataforma indicada, puedes construir las páginas de tu blog utilizando las plantillas prediseñadas que te ofrece por defecto. Considera un CMS  como WordPress, que es gratuito, o si buscas algo más avanzado, puedes contemplar la herramienta de marketing automatizado, HubSpot. Así mismo, plataformas como Wix brindan más flexibilidad y soporte en la construcción de tu nuevo blog, ya que incluyen tutoriales que te llevan de la mano por el proceso de configuración y administración.

Considera siempre integrar la parte analítica a tu blog, asignando un código de rastreo mediante Google Analytics para monitorear el desempeño de tu blog. Esto es indispensable para el crecimiento y mejora continua del contenido de tu sitio.

4. Planifica tus publicaciones

Con una estructura y una meta clara puedes tener mayor visibilidad en el camino que hay que seguir. Un calendario editorial te permitirá planificar tus publicaciones. Busca preparar calendarios mensuales para tener un inventario de contenido listo y planeado con anticipación. Puedes utilizar herramientas gratuitas como Asana o AirTable para organizar las tareas de producción de contenido telas como: investigación de fuentes, redacción, diseño de apoyos gráficos, revisión, etc.

Partir de una estrategia de contenido facilita la definición de los temas para el calendario editorial, así como otras cuestiones, por ejemplo, si necesitas «x» volumen de tráfico o posicionar una o varias palabras clave alineadas a tu planeación editorial. Considera esto a la hora de planear un buen contenido:

• El tema debe de responder a las preguntas que pueda tener tu usuario meta.

• Ayuda a la solución de problemas cotidianos en su quehacer diario.

• Brinda beneficios como la posibilidad de acceder a información extra, descargar contenidos de valor, etc.

5. Difunde y monitorea

Tener el mejor blog con el mejor contenido lleno de artículos de inspiración, educativos y motivantes no va a funcionar sin difundirlos ni monitorearlos. Busca que tus publicaciones lleguen a los ojos de quienes quieres que te encuentren. Complementa la publicación de tu blog con publicaciones en redes sociales, incluso considera arrancar con un presupuesto de publicidad para tener visibilidad e impulsar el posicionamiento de ciertas palabras clave. Construye una comunidad inicial para que esa misma te ayude a difundirlo.

No olvides monitorear el desempeño de tus artículos. En esta etapa de arranque se trata de probar, pues. no todo va a funcionar por igual. Tener bien identificado lo que no está desempeñándose bien contra lo que sí, es clave para ir mejorando. Define metas a corto y mediano plazo y monitorea su desempeño, usando indicadores claros para descubrir si estás logrando cumplirlas o no. Los tableros de indicadores como Databox  (que ofrece una versión gratuita) son ideales si buscas una mejora continua de tu blog. Esta herramienta muestra gráficamente, en una sola filmina, los números y tablas que te ayudarán a tomar mejores decisiones.

Definitivamente existen muchos pasos a la hora de arrancar un blog. El objetivo es arrancar cuanto antes y poder ir optimizando sobre la marcha. No dejes de hacerlo por falta de recursos o tiempo y busca ayuda cuando lo necesites. Esta es una herramienta muy poderosa que tiene mucho potencial. ¿Qué estás esperando para empezar?

 

Por Luz Mariana Hernández (Equipo Creativo)

Entradas recomendadas