Skip to content

Cómo mejorar la calidad de la música en nuestra iglesia.

La música es uno de los lenguajes universales de comunicación. Por esa razón, es importante que los equipos de alabanza y de audio la usemos para facilitar que las personas se puedan conectar con Jesús durante nuestras reuniones.

¿Alguna vez has sentido que los tiempos de alabanza de tu iglesia son débiles, desorganizados o ajenos al resto de la reunión? ¿Están siendo interrumpidos constantemente por silencios incómodos o transiciones inoportunas?¿O suele suceder que los músicos estén siguiendo su propio instinto musical sin seguir un orden en particular?

Ya sea que seas colaborador en una iglesia grande o pequeña, esto puede suceder si no se toman las precauciones necesarias.

Si te sentiste identificado con alguna de las situaciones anteriormente descritas, es necesario que empieces a tomar cartas en el asunto.

Recordemos que los tiempos de alabanza son uno de los momentos más importantes en la reunión pues es cuando la gente destina un tiempo exclusivamente para exaltar a Dios y darle el lugar que le corresponde.

Servir en el ministerio de alabanza es una oportunidad que tenemos de ofrecer nuestros dones y talentos al servicio de Dios y de la iglesia.

El tiempo de alabanza nos ofrece un gran beneficio: de ser bien cuidados los detalles, pueden ayudar a la congregación a relacionarse mejor con Dios, y con el mensaje de Su Palabra; por otro lado, si se descuidan, puede llegar a propiciar distracciones y llevar a la congregación a perder el enfoque.

¿Qué puedo esperar de esta guía?

Con esta guía, es nuestra intención brindarte algunos consejos y herramientas que puedan ayudarte a mejorar la ejecución de tus tiempos de alabanza, la efectividad de tus tiempos de ensayo, la administración de tus músicos y sobre todo, reducir errores comunes.

1. Las bases.

El propósito.

Antes de empezar a hablar de cosas técnicas, haremos una parada elemental para asegurarnos de que estemos partiendo del lugar correcto en nuestro corazón. Es decir, que las motivaciones que nos lleven a mejorar sean las correctas.

Tal vez llevas años empeñándote en construir el equipo de alabanza perfecto pero perfecto ¿para quién? ¿Para ti, para tu pastor o para Dios?

Si contestaste esta pregunta con cualquiera de las primeras dos opciones, lo más probable es que te puedas desviar en el futuro del verdadero objetivo centrando tu confianza solamente en las habilidades musicales de tu equipo, desarrollándolos musicalmente, exigiéndoles perfección y construyendo tu equipo buscando mejores músicos y equipo técnico más profesional.

Por otro lado, si tu intención está en construir un equipo de alabanza soñado para Dios, te aseguro que tus prioridades cambiarán por completo.

"La alabanza, antes de ser un tema musical, es una cuestión espiritual"

Esto no quiere decir que no te preocuparás por aspirar a la excelencia, pero la diferencia está en que podrás descansar en que Dios se agradará primero del corazón de los músicos y su carácter por sobre sus habilidades técnicas. 

Seguramente te preocuparás por usar y hacer crecer a los miembros de tu iglesia dándoles valor e importancia en lugar de estar intercambiando músicos con otras iglesias para obtener a los más capacitados.

Recuerda que la alabanza, antes de ser un tema musical, es una cuestión espiritual. 

Seguramente tu equipo cometerá muchos errores durante el tiempo que sirvan juntos, pero no te agobies, aprovecha la oportunidad de guiarlos mientras crecen en carácter, Dios se glorificará en eso.

Los recursos.

Puede ser que cometas el error de comparar tu iglesia con alguna otra y te frustres al encontrarte con la realidad de que tu congregación está muy lejos de lograr esos resultados o bien, de tener el presupuesto necesario para rentar o adquirir el equipo que permita lograr una producción tan grande.

"Si queremos ser fieles en lo mucho primero tenemos que aprender a ser fieles en lo poco."

No te desanimes. Es necesario que juzgues a tu iglesia de acuerdo a sus capacidades. Asegúrate de estar sacándole provecho a las herramientas que tienes a la mano.

Hemos escuchado que si queremos ser fieles en lo mucho primero tenemos que aprender a ser fieles en lo poco: eso también se aplica en este asunto. Hay que procurar usar bien los recursos que tenemos y después empeñarnos en ir adquiriendo más equipo según lo vayas necesitando.

Más adelante hablaremos de algunas herramientas que te podrán ayudar a aprovechar mejor tus recursos.

La planeación.

Querer tener un servicio de calidad sin planeación es como querer comerte un pastel sin esperar a que esté horneado.

"Los detalles si se cuidan con excelencia le dan la gloria a Dios."

Detrás de cada gran servicio existen horas de planeación durante las que se pensaron detalles, por ejemplo: el set list, las voces que liderarán cada canción, los coros, puentes musicales, la música de fondo apropiada para cada instante, sin contar con todo el esfuerzo y organización plasmada en horas de ensayo del equipo de alabanza, soundchecks meticulosos, entre otras cosas.

Los detalles no sólo adornan la experiencia de la congregación, sino que si se cuidan con excelencia, le dan la gloria a Dios. Por esa razón, te recomendamos que te prepares.

Algunos consejos prácticos que puedes implementar para que la planeación de tu equipo de alabanza se integre con el resto de la reunión son:

dijoimdocimomdc
1.

Haz un setlist. 

dijoimdocimomdc
2.

Considera el mensaje que se dará en la reunión para reforzarlo con la letra de las canciones.

dijoimdocimomdc
3.

Planea y ensaya las transiciones entre canciones.

dijoimdocimomdc
4.

Comienza los tiempos de alabanza con seguridad.

dijoimdocimomdc
5.

Elige la música ambiental estratégicamente para que no cause distracciones.

dijoimdocimomdc
6.

Ensaya, ensaya y vuelve a ensayar.

dijoimdocimomdc
7.

Asegúrate de que la mezcla del audio sea armoniosa.

2. Habilidad musical.

Los ensayos.

Al igual que la planeación, los ensayos son elementales para garantizar la calidad en cualquier producción.

Busca tener ensayos en donde el equipo pueda reunirse en su totalidad pero también, promueve los ensayos personales. Los ensayos grupales deberían ser para ensamblar las canciones y no para practicarlas. Para practicar y dominar la canción, aprovecha el tiempo de ensayo personal.

Al hacer esto, los músicos estarán conscientes de los errores potenciales para evitarlos al momento de la ejecución. De la misma manera, mantendrán frescos los arreglos musicales en la memoria y podrán ejecutarlos con fluidez.

Algunos consejos que podrán ayudarte a tener un tiempo de alabanza más efectivo son:

dijoimdocimomdc
1.

Apégate al setlist. Incluso recomendamos ensayar las canciones en ese orden para se familiaricen con las transiciones y se sientan cómodos el día de la ejecución.

dijoimdocimomdc
2.

Proporciona los acordes y letras a tu equipo. Algunas canciones tienen distintas versiones, esto los ayudará a estar sintonizados en el mismo canal.

dijoimdocimomdc
3.

Fomenta los ensayos individuales. Esto ayudará a que los músicos identifiquen sus áreas de oportunidad en su voz o instrumento y le presten mayor atención.

dijoimdocimomdc
4.

Toma un tiempo para hacer revisiones en las aportaciones de cada uno de los músicos. La cercanía hacia ellos es importante y tu retroalimentación seguro los afirmará.

dijoimdocimomdc
5.

Pon atención a los ritmos, las intensidades y las transiciones dentro de cada canción para poder señalarlas a tu equipo y darle la importancia correspondiente a cada segmento de cada canción.

dijoimdocimomdc
6.

Repasa junto con tu equipo la estructura de las canciones. Esto ayudará a identificar los momentos musicalmente fuertes de cada canción, la composición de los coros, los puentes y traerá claridad sobre cómo combinar las voces en las diferentes canciones, saber quién guiará cada canción, las repeticiones de los coros, etc.

dijoimdocimomdc
7.

No olvides que puedes utilizar herramientas externas como video tutoriales, metrónomos, secuencias o pads. Esto ayudará a tener un mayor control de las participaciones de cada instrumento, el ritmo, la intensidad y el tempo.

Los músicos.

Como líderes de alabanza es muy fácil desear que nuestro equipo se componga de los mejores músicos, los más capaces y estudiados. Incluso en la actualidad muchas iglesias han practicado el intercambio de «worship stars» para mejorar sus presentaciones. Sin embargo, a lo largo de los años, hemos descubierto que se logran mucho mejores resultados (de acuerdo a los propósitos de la adoración) teniendo a músicos con buena actitud que con mejor capacidad.

"Se logran mucho mejores resultados teniendo a músicos con buena actitud que con mejor capacidad."

Como lo mencionamos anteriormente, hay mucha mayor riqueza en aprovechar un equipo de alabanza para fomentar una relación de confianza, crear amistades, llevar las cargas unos por otros, y llevar un discipulado, que en desempeñar la mejor adoración de la ciudad.

Estos son algunos consejos que puedes implementar como líder de alabanza para llevar un seguimiento de cada uno de los miembros de tu equipo:

dijoimdocimomdc
1.

Lleva un registro del nivel musical de cada uno de tus miembros. Esto te ayudará a darle seguimiento a cada uno de ellos, ver su avance profesional y apoyarlos cuando se sientan estancados.

dijoimdocimomdc
2.

Propón retos. Esto los ayudará a darse cuenta de que con ensayos y dedicación podrán alcanzar mayores y mejores cosas, siempre apoyándose uno del otro.

dijoimdocimomdc
3.

No tienes que saber cómo solucionar todo pero si eres responsable de buscar opciones. Si no dominas un tema o un instrumento no tienes que saberlo todo pero puedes ayudar a los miembros de tu equipo a buscar recursos externos en los que se puedan apoyar.

dijoimdocimomdc
4.

Muestra un interés genuino por tus miembros. Este punto tal vez está de más, sin embargo no quisimos dejar de recordarte que estar al pendiente de ellos traerá unidad y confianza. Eso potenciará crecimiento en todas las áreas de tu equipo.

3. Herramientas y Equipo.

Independientemente del tamaño de tu congregación, es my probable que cuentes con equipo técnico el cual generalmente abarca estos tres elementos: instrumentos, equipo de sonido y herramientas digitales.

Instrumentos.

En cuanto a los instrumentos, es común pensar que se necesita invertir en los más caros o profesionales para lograr un buen sonido o por otro lado, justificar una mala interpretación instrumental culpando la baja calidad del instrumento.

La calidad del instrumento es importante, pero no es indispensable que hagas fuertes inversiones en mejorarlos, debes saber que los instrumentos estándar pueden lograr una excelente presentación siempre y cuando estén afinados y bien calibrados, de lo contrario sus imperfecciones técnicas serán amplificadas en el equipo de sonido.

Equipo de sonido.

El equipo de sonido abarca desde los altavoces, monitores, in-ears, consolas o mezcladoras, y es uno de los factores más determinantes en la calidad del sonido.

A diferencia de los instrumentos, es importante que tu equipo de audio se encuentre en buen estado y tenga buena calidad.

Una bocina en mal estado, por ejemplo, podría arruinar todo el esfuerzo de los músicos. Sin embargo, hay muchos otros factores que tienes que tomar en cuenta para mejorar el sonido en tu iglesia.

Primeramente, es necesario tener una correcta colocación de los altavoces y monitores a fin de favorecer la acústica en tu auditorio. A continuación te mostramos algunas cosas que te ayudará tomar en cuenta:

dijoimdocimomdc
1.

Considera el espacio. Revisa si en el auditorio tienen superficies duras que puedan estar rebotando el sonido como ventanas o techo de aluminio, colocar algunos ahogadores podrían mejorar el sonido. No es necesario invertir en ahogadores comerciales, hay muchas maneras en las que puedes hacerlos tu mismo con poca inversión.

dijoimdocimomdc
2.

Recuerda ensayar siempre con las sillas montadas en el auditorio, eso ayudará a que el sonido no rebote tanto.

dijoimdocimomdc
3.

Evalúa tus conexiones. Muchas veces se tiene la mejor calidad de instrumentos y de equipo de audio pero se compran los cables de menor calidad, esto puede estar afectando tu sonido ya que los cables de baja calidad no tienen un correcto aislamiento y pueden estar absorbiendo ruido que estarán enviando a tu consola. Si tus conexiones son demasiado largas te recomendamos el uso de “snakes”.

dijoimdocimomdc
4.

Asegúrate de que tu consola esté bien colocada. La mejor manera de ubicar la consola respecto al espacio del auditorio es centrado, preferentemente atrás pero siempre a la misma altura del escenario. Esto ayudará al mezclador a tener una correcta percepción del sonido y hacer la mezcla más apropiada. Recuerda que la percepción del sonido cambia según el espacio. En algunas iglesias se coloca la cabina en esquinas, balcones, a un lado del escenario o detrás de vidrios, esto no funcionará. Sin embargo, si no tienes espacio, uno no de los principales beneficios de la tecnología es que algunas consolas se pueden controlar desde dispositivos inalámbricos como un iPad.

dijoimdocimomdc
5.

Organiza tu consola. Si tienes más de un canal, por ejemplo: cinco micrófonos, una guitarra eléctrica, una batería, un teclado y un bajo necesitaras una consola para controlar el balance entre ellas y mandar una mezcla armoniosa a tus bocinas y monitores. Te recomendamos hacer un diagrama de cómo están las conexiones en tu consola, esto te permitirá detectar y corregir errores con mayor velocidad. Además de esto, puedes implementar un poco de organización etiquetando tus cables. Esto te ahorrará mucha frustración al momento de hacer algún ajuste. Aquí te dejamos un ejemplo de cómo hacer tu diagrama.

dijoimdocimomdc
6.

No te olvides de hacer soundchecks. Los ensayos son para la banda, las pruebas de sonido son para el ingeniero de audio o en todo caso, para el servidor que apoya en la consola. A diferencia de la creencia de muchos, los soundchecks deben de hacerse antes de los ensayos, esto sentará las bases para que los miembros de la banda se sientan cómodos con los volúmenes de los monitores y el operador de la consola pueda jugar con las voces e instrumentos a lo largo de las canciones.

dijoimdocimomdc
7.

Nivela los monitores. Si tu iglesia es como la mayoría y tienes problemas de acústica te recomendamos que primero ecualices las bocinas exteriores antes que los monitores. Permite que los músicos puedan escuchar más del sonido general complementándolo con tan sólo un poco de los monitores. No podrás tener el control total de la mezcla si el sonido del escenario (monitores) es demasiado fuerte.

dijoimdocimomdc
8.

Usa el “mute”. Juega con el “mute” según se utilicen tus canales en las canciones. Por ejemplo, si tienes cinco micrófonos pero en una canción sólo se usarán dos voces, «mutea» los otros tres. Esto permitirá que la ganancia en tu sistema de audio esté controlada y se reduzca el rebote del sonido.

dijoimdocimomdc
9.

Agrupa. Algunas consolas te permiten hacer agrupaciones. Si cuentas con una como esta te recomendamos organizarla por grupos. Por ejemplo: los coros o los componentes de la batería. Al final de cuentas, si quieres silenciar la batería sería muy complicado bajarle a 8 faders, ¿no crees?

Herramientas digitales.

Uno de los recursos más modernos que han venido a facilitar y complementar los tiempos de ensayo y de ejecución de la alabanza son las herramientas digitales tales como: clicks, pads y las secuencias.

Todos estos recursos contribuyen a un mejor sonido y organización entre la banda. Implementar este tipo de recursos en tu iglesia es una excelente manera de darle un “upgrade”.

Enseguida te explicamos qué es cada uno de ellos, para qué sirven y cómo puedes sacarle el mayor provecho.

1. Click.

Parecería que no es una idea muy innovadora pero aprender a tocar o practicar con metrónomo les ayudará como banda a apegarse al ritmo y la velocidad correcta de la canción. Es muy común, sobre todo en bandas con numerosos integrantes, que los miembros se adelanten o atrasen en el ritmo.

Esto es un problema porque pueden hacer que los demás se confundan y lo sigan, cambiando la esencia de la canción por completo.

Ensayar con un click les ayudará a mantenerse en la velocidad adecuada incluso en los tiempos donde se eleva la intensidad de la canción. Por otro lado, si tu equipo cuenta con in-ears (monitores auriculares), escuchar el metrónomo en la presentación será de igual manera ventajoso.

2. Pads.

Los pads son la herramienta perfecta para completar al equipo de alabanza para rellenar los silencios o espacios que se puedan escuchar entre un instrumento y otro.

El propósito de los pads es vestir la interpretación de tu banda haciéndola sentir más completa. Estos sonidos se deben de reproducir a volumen moderado y son mayormente aprovechados en momentos cuando la intensidad de la canción es baja o cuando se cuentan con pocos músicos.

A fin de tener una mejor ejecución, nuestra recomendación es que te animes a combinarlos con el click, solamente asegúrate de que el pad esté en el mismo tono que estarás utilizando y lanzar el metrónomo un poco antes de que empiece la canción.

3. Secuencias.

Uno de los recurso digitales más nuevos en la iglesia latinoamericana son las secuencias.

Las secuencias son el archivo que contiene la grabación de todos los elementos que conforman una producción directamente del estudio. Por ejemplo: instrumentos, voces, click (metrónomo), y guía de dirección.

Además, cada secuencia contiene información muy valiosa, como la tonalidad original, el tiempo de la canción en BPM y el patrón rítmico.

Las ventajas de utilizar secuencias con tu equipo de alabanza son:

En tu ensayo personal:

  • Puedes ensayar con todos los instrumentos cuando no hay nadie. Cuando un músico esta apenas aprendiendo su instrumento, una secuencia puede ser la base que lo guía mientras desarrolla seguridad para tocar en el escenario.
  • La secuencia establece el estándar de cómo debe ser ejecutada la canción, por lo tanto, ensayar con ella permite que los músicos progresen en su habilidad musical y técnica.
  • Utilizar la guía de la secuencia ayuda a que los músicos se aprendan la canción con todas sus variaciones y transiciones, y gracias a esto, puedan tocarla con fluidez.

En tu ensayo grupal y ejecución:

  • Cuando necesites adaptar el tono de la canción y tiempo, puedes hacerlo con la secuencia para lograr que todo el equipo esté en sincronía.
  • Una de nuestras características favoritas de las secuencias es que es la solución perfecta cuando tienes un equipo con pocos integrantes, ya que puedes utilizar el track del instrumento que te haga falta y lograr un ensamble completo.

Como te puedes dar cuenta, las secuencias no son solamente útiles para equipos grandes y complejos, sino para todo tipo de equipo que desea mejorar la calidad de la música en su iglesia brindándole herramientas prácticas y sencillas.

Conclusión.

Existen muchas formas en las que puedes mejorar la calidad de la música en tu iglesia. Muchas de ellas no requieren una inversión fuerte sino compromiso y dedicación.

Como te habrás dado cuenta, la mayoría de los consejos que se encuentran en esta guía tienen que ver con planeación y estrategia, estos dos elementos te llevarán de la mano a una mejor versión y ejecución de tu equipo de alabanza.

No olvides usar tu liderazgo como una herramienta para estar cerca de tu equipo y mostrar un interés genuino por cada uno de sus miembros. 

Y por último, te aconsejamos examinarte constantemente y asegurarte de que tu deseo mejorar sea darle mayor gloria a Dios.

calidad de la música en la iglesia

Descarga gratis la guía completa.

Déjanos tu correo electrónico y te enviaremos la versión descargable de esta guía. 

 

calidad de la música en la iglesia

¡YA DISPONIBLE!

Guía: Cómo mejorar la calidad de la música en nuestra iglesia.